Un saludo especial

Martha Gutiérrez Lobo

Espero que lo que leerás a continuación, genere en tí, un sentimiento agradable, porque esta interesante tribu tiene demasiado para enseñarnos, y realmente de un valor incalculable: me refiero a la cultura Zulú (zulú significa cielo), cuya existencia, es extraña para el hombre occidental; rudimentaria, mágica, apegada a la tierra y a las tradiciones, con una música y un baile sentimental que han maravillado a quienes los visitan y que ha penetrado en las sociedades más evolucionadas, resistiéndose,. a la época del apartheid, donde se pretendió erradicarla. Sus instrumentos musicales incluyen tambores, flautas y cuernos. Hay por supuesto, mucho más que decirles de esta exótica tribu, pero por ahora, dejaré estos datos hasta aquí.

Me he tomado la tarea de verificar la fuente original de la historia que a continuación comparto, pero sólo he encontrado, que todas toman la historia y la replican. Personalmente la he compartido también, no obstante, de haberla encontrado en varias páginas web, mi búsqueda de una fuente oficial, ya pierde relevancia, porque me interesé por dos de las expresiones usadas en su idioma zulú, y son: la palabra “Sawubona”, que significa 'hola', para referirse a una sola persona Procedente de si- (“nosotros”) -ya- (tiempo presente) -wu- (“usted”) -bona (“a ver”), por lo que literalmente significa “te vemos”. El uso de -wu- como objeto directo es raro; la forma más usual sería -ku-, dando sakubona. En caso de dirigirse a un grupo de personas entonces se diría “Sanibonani”.

Sawabona, es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.” A esta frase, las personas responden  Shikoba, que significa: “Entonces, yo existo para ti.” Entérate de lo que una tribu africana hace, y lo cual representa una hermosa costumbre.

Se dice que cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos van repitiéndole  todas las cosas buenas que él ya ha hecho, y que pueden darle la mano, para que de nuevo vuelva a su verdad. Esta práctica se sustenta en la creencias de que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno: Para esta tribu, cada uno de nosotros, desea encontrar seguridad, amor, paz y felicidad, pero que, en la búsqueda de estas cosas, las personas cometemos errores; para la tribu Zulu, estos errores representan un grito de ayuda, por lo que, la tribu se reúne, para reconectar, y recordar a su miembro, quién es realmente, hasta lograr que el integrante recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente, es decir del “Yo soy bueno”.

Me resulta gratificante, conocer de esta práctica, donde la tribu, se recuerda diariamente, a través de las expresiones Sawabona y Shikoba, que todos son especiales y que su interior es bueno, aunque a veces no actúen de forma correcta. Lo que quieren transmitirnos en esencia, es que nunca es demasiado tarde o demasiado pronto para ser quien quieras ser. No tienes un tiempo concreto para hacerlo o no hacerlo, puedes empezar cuando quieras, pero recuerda que se gana más con la paciencia que con la violencia.

Hay afuera, mucho más alla de cada universo personal, valiosos aprendizajes que podemos tomar para sí, resultan ser una fuente inagotable de sabiduría, que podemos compartir y crecer en conjunto, quizás entonces, podamos seguir aumentando la fe, en que todo mejorará, y seremos dignos de ser UNA RAZA SUPERIOR.

Su amiga Martha Gutiérrez Lobo

(Compilaciones de la web, wikipedia, imagenes web, programaacuaorg.com)

OTRAS EXPRESIONES

Hamba Kahle / Sala Kahle Ve bien / Mantente bien , usado como adiós. La persona que se queda dice " Hamba kahle ", y la persona que se va dice " Sala kahle ". Otras traducciones incluyen Ir con suavidad y Caminar en paz .
Hambani Kahle / Salani Kahle Ir bien / mantenerse bien , a un grupo de personas

Tener amigos, es vivir en sintonía con la vida, no vinimos a vivir como islas.

Conexión, de corazón a corazón y de mente a corazón

A pesar de que, dentro del artículo escrito, no mencioné sobre conexiones explícitas, me invade una sensación de responsabilidad "adherida", así que, frente a una de mis mayores debilidades, la de construir sociedad, comparto el mensaje de Rita Pierson, Maestra, quien nos entrega un gran mensaje.
Maestros, sin establecer conexión con esos seres humanos que se les confía, no habrá aprendizaje efectivo, menos un aprendizaje significativo. Esto es un hecho.

De corazón a corazón y de mente a corazón

En el actual momento vivido, el de la pandemia, tiene mayor relevancia la comunicación virtual, donde también, se deben aplicar unos criterios de conectividad asertiva, quizás igual o más exigentes, que la realizada de forma presencial; no obstante, enfoqué el presente texto, a la conexión personal, en físico, porque el ser humano, por naturaleza, es sociable, vivimos en grupos, nos une una serie de características comunes, que establecen puentes de aceptación, buscamos a nuestros “pares”, y nos conformamos en agremiaciones, equipos o familia. En ese sentido, continuaré escribiendo al respecto.

Dentro del proceso, de crecer, desarrollarnos y trascender, como seres sociables, también se cimentan otro tipo de vínculos más profundos, que suben de nivel y se proyectan hacia relaciones matrimoniales, de negoció o de amistades muy especiales, con los que se comparten circunstancias y eventos de mayor significado en nuestras vidas, entonces, podemos decir que hay conexión.

Sin embargo, siendo realistas, hay que reconocer que, en un porcentaje muy alto, muchas relaciones, se terminan y las causas son múltiples, el trabajo, el tiempo, nuevas personas, la distancia física, etcétera, es más normal y recurrente de lo que se cree, y como dando cumplimiento a la ley de la compensación, van llegando a esos espacios, nuevos personajes, para continuar con la dinámica diaria, es decir, hacemos nuevas conexiones.

En coherencia, con esa realidad visible, el toque al corazón y a la mente de las personas que a diario frecuentamos, tiene sus barreras que, de no superarse, la posibilidad de ser invadidos por sentimientos de rechazo y soledad, aumentará. Es por ello, que a continuación, destaco cinco, (5), claves que servirán a la hora de querer establecer conexión con las personas de nuestro entorno, y con aquellas que hace rato queremos robar su atención. ¡Conózcalas y póngalas en práctica!

  1.  Una buena primera impresión, desde la autenticidad:

Ser auténtico, es ser tú, sin copias o imitaciones, genuinamente tú, al natural y ya, porque de esta manera, fortalecerás la sinceridad, pero no olvides que al igual que tú lo harás, estarás siendo observado por él, la, los, las, porque, también necesitarán conocer en esa primera impresión, a la persona que hará parte de la lista de sus amigos, o de su equipo de trabajo, si es lo que buscas, así que, pon tu mejor empeño, porque tus gestos, posturas, risas, mirada, entre otros, estarán siendo “escaneadas”. Recuerda ser natural, será tu arma infalible, y de seguro, los dejarás encantados.

      2. Un Ser, con el don de escucha:

¿Te ha pasado alguna vez, que cuando terminas de decir algo, la otra persona parece ausente, como si nunca hubiese estado ahí contigo?

Haz que quien esté contigo, nunca tenga esa sensación, no hay nada más agradable a la estima de otro ser humano, que ser escuchado, atendido, que realmente, se esté interesado en lo que tiene por compartir, se puede llegar a aprender mucho del otro, de sus experiencias vividas, mantén contacto visual y realiza preguntas referentes al tema,  interésate en conocer a la otra persona, y de ser necesario dar por terminada la conversación, dale lo que solicitó, un consejo, una orientación, o deja abierto un nuevo encuentro, para continuar; cuando sea tu  turno, recordarás lo que hiciste y lo que hiciste sentir a la otra persona, ya que el papel de interlocutor, es alternante, unas veces escuchamos, y otras veces somos los escuchados, con seguridad, que encontrarás conexión con las personas, si desarrollas esta gran habilidad.

       3. Procura ofrecer una mirada amable a tus potenciales amigos:

Estés donde estés, si entras o sales de algún lugar poblado, procura mirar amablemente a la cara de las personas, piensa en ellos, como si fuesen amigos, verás que la gran mayoría reaccionará de igual manera, devolviendo una sonrisa. Por otro lado, una mirada amable, acompañada de una leve sonrisa, puede mejorar el entorno, y a ti, te subirá el ánimo de observar que esto pasa, estarás listo para recibir una recarga de buena energía y seguridad y de alcanzar la conexión con las personas.

       4. Agregar valor a los demás:

Cuando se trata de compartir lo que tienes, no sólo refiriéndome a lo material, sino a “servir”, encontrarás rápidamente, placer, gozo, satisfacción, orgullo, es una serie de sensaciones que alimentarán tu esencia y te ayudará a conectarte con la mente y el corazón de la persona, además, te hará visible ante la multitud. Estar al servicio, de la familia, vecinos, compañeros de trabajo, amigos y personas en general, dejará huella en los demás y en tu recorrido, desde entregar con amabilidad un link con información relevante, una asesoría o consejo, compartir un libro, sombrilla, un puesto o silla, dar la mano, las cuales son acciones sencillas, pero de gran valor para quien las recibe.

      5. Toma la iniciativa y rompe el hielo:

En varias culturas, se presume que, si la persona es abierta a la conversación, es vista como un gesto de abuso de confianza, o que hay intenciones oscuras y, por supuesto que ha sucedido, no es un proceder generalizado o cultural. Frente a este aspecto, hay mucho por decir, y también por aclarar, lo único que pretendo, es que este artículo sea valorado por las personas que de verdad desean establecer conexión con otras personas, desde la nobleza de su corazón, y con este propósito, escribo al respecto, cuando rompes el hielo, puedes hacerlo, poniendo en escena, las cuatro, (4), anteriores recomendaciones, tu autenticidad, tu imagen, tu mirada, tu escucha, y para este punto, ya tendrás un reconocimiento de la persona o grupo con el que interactúes, para tomar la iniciativa con una historia, o anécdota, que además de ser buena, aporte una enseñanza; puede ser personal o de una tercera persona, que tenga significado en la vida de los presentes, es inimaginable, lo que pueden aprender y de paso tú, ya que, alguien puede tener una interpretación diferente de la que ya conocías. Contempla la posibilidad, de escuchar sus historias y hacer de este encuentro, un real evento de aprendizaje y de conexión total. 

No olvides nunca, valorar los amigos que tienes, establece con ellos, lazos de amistad saludables, si hay que soltar, que sea en los mejores términos, la vida es bella y más, si tenemos con quien compartirla, valores como la honestidad, el respeto, la lealtad, son los que debieran prevalecer en toda relación. Fue un gusto ayudarte y que vuelvas por mi página cuando lo necesites. Ah, y deja tus comentarios.

 

Un saludo,

Martha Gutiérrez Lobo