Sé el mejor en lo que haces

¿Has sentido el deseo de ser el mejor en lo que haces?

La siguiente historia, quizás la hayas escuchado o leído muchas veces, sin embargo, suele suceder de manera reiterativa que, la comprensión tiene un impacto menor cuando lo hacemos por nuestra cuenta; en ocasiones la perspectiva del otro que lee, hace su aporte y le ofrece mayor claridad a mi apreciación.

Leamos entonces la historia.

-En cierta ocasión un joven llegó a un campo de leñadores con el propósito de obtener trabajo, con un gran entusiasmo decide hablar con el responsable del lugar, y este al ver su aspecto, motivación y fortaleza lo contrata sin pensarlo y le pide comenzar al siguiente día.

 

Durante su primer día en la montaña, el joven trabajó duramente y llegó a cortar muchos árboles.

Al segundo día, trabajó tan duro como el primero, pero su producción fue escasamente la mitad del primer día.

El tercer día, el joven frustrado por su desempeño del día anterior, decide trabajar el doble de duro con el objetivo de conseguir una producción mucho mejor que la del primer día, pero este solo alcanza una producción casi nula.

Cuando el leñador jefe se da cuenta del bajo rendimiento del joven, se le acerca y le pregunta "¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?". El joven un poco molesto y confundido le responde; "No tengo tiempo para ello, he estado muy ocupado cortando árboles". 

 

Al principio del texto, dejé una pregunta que retomaré en este mismo instante: ¿Has sentido el deseo de ser el mejor en lo que haces?

Y, aunque podría extenderme a otros planos personales, intencionalmente me detendré en el ámbito profesional, aunque podrás ir notando al leer que, puedes relacionarlo a los demás ámbitos de la vida.

Mucha gente ve el aprendizaje como un “periodo, ciclo o etapa” por el que deben pasar, creen que al terminar este ciclo de preparación académica deben parar y toman en serio un descanso. ¡Me confieso: Yo creía que era así!

Me he fijado en que, la mayoría de las personas habilidosas y con éxito en sus carreras, llevan consigo una historia de arduo entrenamiento y/o estudios, esto es un claro ejemplo de "Afilar el hacha", siguen creciendo, mejorando sus destrezas.

Acostumbro a referirme a algo que todos poseemos sin excepción y en este texto lo haré de nuevo: hablo de la “Semilla de Grandeza”, lo escuché en una prédica y me quedé con este significado que es una manera de hablar en algunas iglesias, sobre nuestros talentos sin pulir, pero esta semilla no será grande por sí sola, debe ser abonada desde nuestro interior; dejar de aprender, es dejar de crecer.

Dirás: “Lo haría si tuviera tiempo”

Y, es muy posible que hayas expresado en tus súplicas y oraciones: “Dios espero en ti”  

¿Te has preguntado que espera Dios de ti?

Ninguno de mis amigos podrá decir en qué iglesia me congrego, o a qué religión pertenezco, tampoco estoy tratando de fundar una religión o iglesia; sencillamente, “Mi casa y Yo, serviremos al Señor” https://youtu.be/BZJlAjuTXk4 (enlace de vídeo musical).

Decidí retarme y tomar en serio mi propósito, en contra de todo pronóstico, Yo decido seguir honrando a Dios. El tiempo que dedico a afilar mi hacha, no ha terminado y antes de cortar me preocupo de tener el hacha bien afilada, sé que ya no corto como antes, por lo tanto, me detengo a afilarla más.

En cualquier cosa que emprendamos, siempre es importante preocuparnos por la preparación. Sigo a personas con dones y muy exitosas, que aún se preocupan de afilar su hacha, porque la habilidad sin compromiso y dedicación puede tener un valor casi nulo. Es una forma de ir subiendo de nivel, no te quedes quieto, continúa avanzando, Dios busca talentos.

Si eres bueno, te tengo una noticia: ¡Puedes ser mejor!

Piensa y reflexiona sobre lo siguiente:

¿Te has sentido atascado en lo que haces?

¿No tengo los resultados que deseo, aun cuando me esfuerzo?

¿Me siento motivado en lo que hago?

¿Estoy repitiendo los mismos errores?

¿Me preparo lo suficiente?

¿Creo saber todo lo que necesito?

¿Soy consciente de los espacios que tengo para mejorar?

 

 Si el deseo de ser mejor en lo que haces no está presente, es muy posible que estés realizando algo que no despierta tu pasión y tu gusto, piénsalo por un  momento y toma una decisión.

Y finalmente quiero expresarte mi deseo de ser un puente para descubrir tu potencial, he afilado mi hacha para agregar valor a las personas, funciona para mi, y estoy segura de que funcionará para ti.Quiero que cuentes conmigo.

Tu Coach: Martha Gutiérrez 

Miembro certificado del John Maxwell TEAM.

perspectivamgl@outlook.com

Facebook:Growing Online https://www.facebook.com/MGLPerspectiva

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCX23JS5lrf66KVY0x3ZeaxA

 

Toma un tiempo para Ti

Cuando nos dedicamos tiempo a nosotros mismos, obtenemos claridad, pensamos de una manera diferente y justamente este tipo de mentalidad, es la que nos permite solucionar problemas y tomar decisiones de una manera majestuosa. Se hace posible adquirir un mejor autoconcepto, al contemplar lo que tu mente subconsciente tiene para decirte.

Cómo entender de una vez por todas, el momento que vives

A través de una simple "ojeada" a tu propia experiencia, podrás responder esta pregunta: ¿Conoces alguna fruta o vegetal, que de cosecha en todas las estaciones, o todo el año? o puedes responder esta otra pregunta: ¿Qué hace una planta, mientras llega el turno para su próxima cosecha?

Pues bien, las personas también están regidas por una ley natural, pero no la reconocen, porque viven distraídas en añoranzas, en comparaciones, y en una serie de pensamientos que los distraen. Fíjate en lo que escribiré a continuación, dejaré anotadas dos circunstancias en que siempre se mueve la vida, y podrás estar de acuerdo conmigo, porque es una observación que se generaliza, no hay aguas tibias:

1. 👎Cuando todo va mal, traes a tus pensamientos, la angustia y ella arropa toda tu vida, porque piensas que siempre será así.

2. 👍Cuando todo va bien, vives eufórico, se te ve sonriente y feliz, porque piensas que siempre será así.

Quiero que en adelante, entiendas de una vez por todas, UNA SOLA COSA, la vida es cíclica, todo tiene una temporada, y antes de terminar de escribirte a ti que me lees, y gracias por hacerlo, hazte un último favor, respóndete esta última pregunta: ¿Cómo te estás preparando para tu siguiente temporada?

Espero haberte ayudado a través de esta pequeña invasión a tu imperio interior, créeme, que a mi me sigue sirviendo, siempre me llama al orden, porque convivimos con la lucha diaria, entre lo que debe ser y no es. 

Un fuerte abrazo pata ti que me lees. Y recuerda que puedo ayudarte a seguir adelante, sólo está en tu voluntad, que le llamamos ganas. contáctame por las redes, por mi nombre, Martha Gutierrez, o facebook como: MGL Perspectiva Humana.

Martha Gutiérrez Lobo
Coach- facilitadora-oradora
Fundadora y Directora de:
MGL PERSPECTIVA HUMANA
WhatsApp: +57 305 377 3785

 

Carta a una amiga que siempre estuvo ahí

Sin duda, eres mi mejor amiga, por eso te quiero decir que estoy muy agradecida por tu existencia y tu acompañamiento desinteresado de estar al lado mío en las buenas y en las malas, me has visto recién levantada, con las greñas desarregladas, conoces que me pone feliz o de mal genio, sabes lo fácil que resulta salirme de casillas.

Tú conoces hasta mis más torpes movimientos, y es por esto que me nace del alma plasmar, para que quede en la memoria, la tuya y la mía, amiga inseparable, en este texto, las pequeñas, pero muy significativas historias. Haré mi mejor esfuerzo para acordarme, no mencionaré todas, por supuesto, pero si una gran parte de esas experiencias.

Iniciemos, por ejemplo, con esta anécdota, que por lo gracioso que resultaba cuando de niña, intentaba ponerme las sandalias y quedaban trocadas, ¿lo recuerdas? Y que después de dar unos cuantos pasos, jajaja, ¡poing, al suelo!  Pero todo no terminaba allí, ya que algo no tenía muy claro y era distinguir en que cultura familiar o social me correspondía vivir, porque, aun con un mínimo de conciencia, tengo intacta la imagen de los calzones y las sandalias, la blusa podía faltar, pero lo demás no, era lo que se requería para salir a donde la vecina a comprar el hielo para "el jugo". ¡Casi en pelotos! Gracias mi amiga, sé que me esperabas hasta estar de regreso, sino fuera por ti… Gracias.

Se vienen a mi memoria los más locos momentos vividos, y tú, siempre ahí, gracias, realmente, estoy agradecida contigo, como el tiempo en que nos íbamos de uvas silvestres y de tallitos secos y huecos, a los que les prendíamos fuego, para imitar verdaderos cigarros. Cof, cof, cof, terminábamos casi desgarradas de la garganta y con los labios morados por las “uvitas”. ¡jajajajajaja, realmente una locura, éramos felices!

Por cierto, poseo una fotografía, después de rescatarla de los desechos, porque muy seguramente, iría a parar a la basura, (este fue un gran rescate) ¿Dónde estabas el día en que me tomaron esa foto?, porque de lo contrario, creo que ni tú, hubieses podido verla ahora, y es la única evidencia de ese instante, pareciera que no fue tomada en un buen momento; podrás notar en la fotografía un semblante de tristeza y un ánimo ajeno, por mantenerme en esa pose, quizás haya sido una orden desmedida, ¿tu recuerdas ese momento? De no existir la toma, te aseguro que yo tampoco lo recordaría.

Estoy segura de que te hiciste cargo de mi supervivencia, eras como mi hermana mayor, pero más que mi hermana, tú eres mi mejor amiga, no hay otra explicación y lo hiciste también que, de esas épocas pasé a otra, con solo ganancias. Y de nuevo, ¡Gracias!

Uno de los momentos que más añoro, es el de nuestra visita al territorio de las hormigas rojas, y como nos convertimos en sus amigas cercanas, aunque al principio ¡uf, a destapar hormigueros! Era todo un logro salir sin piquetes al hacerlo, y poder conocer sus escondidijos. Nos divertíamos con las hormigas rojas, bravas y locas, un montón. Ya siendo amigas, para ellas, cazábamos insectos que luego llevábamos a sus hormigueros, era divertidísimo, ¡Qué inolvidables momentos! Tengo que ser sincera al contar, pues no sé cómo te las arreglabas para soportarme, gracias también por eso, sabes que sigo en la lucha, pero estoy mejorando.

Amiga, sé que lo sabes, pero lo dejo como constancia, que a mi vida llegaron otras personas, me distraje con ellas y te olvidé por mucho tiempo; les di un mejor lugar, creí más en ellas, conocí a su lado, otras facetas, que fui sorteando con el consejo de las más intrépidas, y de aquellas nuevas amistades, algo aprendí, debo agradecerles por este aprendizaje.

Reconozco con nostalgia, el hecho de no darme cuenta de mí ingratitud y poco reparo para darte la espalda y desatenderte; te dejé plantada, preferí seguir a tientas, para encontrarme de frente con un camino de sufrimiento, y con las incontables veces enviada a la lona; probé la contradictoria soledad, donde confieso que te extrañé y aunque te sentía cerca, fui terca porque, aun así, continué sin acudir a tu encuentro. Cuanto lo siento

Hoy, te veo de nuevo y miro tus ojos, muy lentamente, con algo de vergüenza, pero veo que poco a poco, todo de aquella amiga regresa, te veo con una gran sonrisa que ayuda a levantar mi ánimo, te pido perdón por desestimar tu imprescindible presencia; hoy también te digo que vuelvo mis ojos a los tuyos, para darte el valor que por tanto tiempo te robé. Sé que ahora ese tiempo es más corto, pero no menos intensos los deseos de continuar disfrutando la vida, estoy dispuesta a emprender los viajes antes planeados contigo, a no soltarme más nunca de ti, mi amiga, mi entrañable amiga, porque reconozco en ti mi más valioso tesoro, con quien deseo construir mi imperio interior.

 Martha Gutiérrez Lobo

Coach-Oradora y Facilitadora en desarrollo personal

__________________________________________________________________________________

 

Cuando leas el siguiente artículo, no volverás a pensar igual sobre el significado de "la moral"

QUÍTATE LA MÁSCARA

En nombre de las generaciones que precedo, en uso de mi derecho a la libre expresión, y al de mis facultades, (antes de que sean arrebatadas), debo dejar claridad frente al significado de la doble moral, para que esta expresión termine donde debe estar, en los confines del nihilismo.

Permíteme desglosar de manera minuciosa, el porqué de mi aseveración: muy a pesar de no haber sido criada en el seno de una familia de creyentes absolutistas, y casi perfecta, como el dibujo de las familias en las cartillas escolares, recibí en el proceso de la crianza valores que me permitían establecer comparaciones, relaciones, elecciones, de manera accidentada, (esto da para otro texto),  lo que también me permitió desarrollar criterio moral, o criterio con moral, no hay lío en como suene, sino, en cómo se practica o aplica.

Pasemos a lo académico: si vas a los diccionarios físicos o a un buscador en internet, encontrarás que hay un significado para la palabra moral, y es este:

  • Moral es una palabra de origen latino, que proviene del término moris (“costumbre”). Se trata de un conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que funciona como una guía para obrar.

Ahora, lee que dice sobre el origen de la moral, como práctica social:

  • Los orígenes de la moral son antropoculturales, pues las reglas, valores y costumbres son aprehendidas en la cultura en la cual nacemos y nos desarrollamos. En castellano, la moral viene siendo como el manual de comportamiento de tu entidad vital.

Pero, sigue entonces leyendo al respecto de un término que se le une y hace parte de las asignaturas base en los colegios:

  • ética y moral: Estos términos tienen diferente origen etimológico. La palabra "ética" viene del griego "ethos" que significa "forma de ser" o "carácter". La palabra "moral" viene de la palabra latina "morales", que significa "relativo a las costumbres".

Por lo tanto, concebir la existencia de la expresión, doble moral, es sencillamente, maquillar el hecho de que una persona actúa de forma poco coherente con lo que profesa, con poca ética en sus conductas y revela actos moralmente incorrectos; no hay tal doble moral, pues la moral es una sola, sea esta moral o inmoral, se tiene o no se tiene.

Paso ahora a decirte que cuando se hace referencia al ethos cristiano, la moral, toma una connotación más profunda, porque permea al individuo como criatura singular, es decir, yo no puedo calificarme a sí misma de moral, o inmoral, porque es en la puesta en escena social, de lo que tomé para mí, y cómo me cohesiono con el otro, los otros y con Dios, a partir de los principios y valores, con los que fui formada. Es necesario dejar claro que, en esta puesta en escena de lo social, se cae muy fácilmente en el señalamiento, la estigmatización, por el vestido, por el corte de pelo, por un tatuaje, etc., a veces asumiendo posturas inquisidoras, que conllevan al resquebrajamiento de la sana convivencia y a hacerle lobby al conflicto, qué lejos están de entender los preceptos cristianos, quienes deciden dejarse llevar por esta pobre práctica.

Al usar tu inteligencia para juzgar lo que sea bueno o malo, para ti, estás haciendo uso del poder que te otorgó Dios, el poder de elegir lo que te sirve y lo que no te sirve, por eso es tan importante usar el juicio a tu favor, en ti, pero pensando también en como afectas o beneficias al otro; con base en ese poder, es que tomas tus decisiones y das el siguiente paso.

No quiero que pienses que lo que planteo es una cuestión de perfección, PARA NADA, pero, así como afirmamos que la perfección es de Dios, en la misma dirección y sentido cristiano, nos corresponde ser buenos seres humanos y excelentes en nuestros desempeños, y quien lo dice, ¿tú mismo/a? por supuesto que no, lo dice el otro, y los demás, cuando generas empatía, construyes puentes de conexión y con base en ello, te relacionas, asciendes, buscas empleo, formas equipos, familia, etc.

Vivir conscientemente de tus actos, reconstruyendo lo que te daña, hará que ese manual de comportamiento, te genere menos dolor, a la vez que lo evitas o atenúas para los demás, quizás cuando encuentres actos y discursos de una persona que vayan en contravía, es porque hay ausencia de moral y ética, no es porque tenga una doble moral.

 

Martha Gutiérrez Lobo

Coach-Oradora y Facilitadora en desarrollo personal

Deja tus comentarios, dentro del ámbito del respeto, la dignidad y la convivencia.

__________________________________________________________________________________

DECIDE HACER EL BIEN

¿Te habrá pasado?
 
Cuando las personas se acercan, para solicitar una orientación, porque quizás tienen en su vida, una situación, para la cual consideraron que no podían con eso, he notado que tan pronto, conocen EL CÓMO, se alejan, y no se vuelve a saber de ellas, hasta dejan los saludos en visto, en el dispositivo y en adelante pero, ¿los ves mejor? No.
 
Con otras personas, que de igual manera se acercan, y cuya necesidad requiere de algo más que una palabra, regresan por más, pero tan pronto se evalúan las posibilidades de mejorar, para tomar acciones, ¡ahí, justo ahí! se alejan. ¿Los ves mejor? No, tampoco.
 
Pero no te canses de ayudar, por supuesto, a otros, y a los que decidan regresar, con una mejor ACTITUD, sólo ten por seguro, que arriba, tu co- equipero, es quien lleva mejor contabilidad que tu, ¿eh?.
Tú, encárgate de  administrar tus talentos, que alguien más poderosos,  administra todo lo demás en tu vida.
 
Si eres de los que dan un paso a nuevas posibilidades, estás en el lugar indicado, para que recibas orientación profesioal, y te des la oportunidad de conocer un mundo de posibilidades, estar leyendo este corto artículo, solo significa que estás buscando puertas, y ¡Aquí tienes la llave para que abras una de tantas puertas!
 
Martha Gutiérrez Lobo
Coach-oradora y facilitadora en desarrollo y crecimiento personal